Luz verde para el autoconsumo fotovoltaico colectivo - MIWenergía
19005
post-template-default,single,single-post,postid-19005,single-format-standard,et_bloom,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Luz verde para el autoconsumo fotovoltaico colectivo

MIWenergía rompe las barreras que limitaban el autoconsumo fotovoltaico colectivo logrando compensar los excedentes de las instalaciones fotovoltaicas.

 

 

Los problemas con la distribuidora energética

 

MIWenergía dejó de recibir datos de facturación de varios consumidores, usuarios de esta modalidad de autoconsumo fotovoltaico colectivo. Este tipo de datos se miden a través de contador y se recogen por la compañía distribuidora local, que luego los hace llegar a la comercializadora contratada por el cliente. Una vez en manos de la comercializadora, ésta tiene en cuenta esos datos para realizar la compensación por la energía producida en la factura del cliente. Todo ello, ha causado un problema de facturación para los clientes que se ha extendido hasta ocho periodos de facturación.

Gracias a la gestión del equipo técnico de MIWenergía y a las reclamaciones hechas contra la propia distribuidora, esta ha decidido liberar esos datos alegando un retraso por problemas técnicos. Según ellos, su sistema no estaba preparado para enviar los datos en el nuevo formato 2.0 que implementó la CNMC para compartir los registros de generación energética con la comercializadora del cliente, aunque este debía estar listo desde la entrada en vigor de los nuevos formatos.

De este modo, MIWenergía puede compensar los excedentes generados en el autoconsumo colectivo de sus clientes, y da pie a que se logre garantizar que este tipo de sucesos no supongan un impedimento para el cliente que quiera comenzar a consumir la energía que produce su comunidad.

 

Hacia una nueva realidad: las comunidades energéticas.

 

Comunidad EnergéticaGracias al soporte técnico e innovación que ofrece MIWenergía a sus clientes, los consumidores energéticos tienen más a mano nuevas formas de entender y consumir la energía, de una forma más rentable, optimizada y sostenible con el medio ambiente.

La compañía apuesta firmemente por la transformación de los consumidores energéticos en prosumidores, capaces de consumir la energía que ellos mismos producen y compartir esos excedentes dentro de sus comunidades y con la red eléctrica.

Esta realidad cuya apariencia se asemeja más a la de un futuro aún lejano, ya se está desarrollando en suelo europeo con proyectos enfocados a cambiar la manera en la que los usuarios interaccionan con el mundo energético. Proyectos europeos como ACCEPT o PRECEPT, en los que MIWenergía participa activamente como piloto demostrador realizando pruebas en Murcia, permiten maximizar la eficiencia del uso de energías renovables para que puedan ser aprovechadas dentro de estas comunidades energéticas.

Este tipo de proyectos de innovación pretenden allanar el camino para que más consumidores tomen la iniciativa de comenzar a producir su propia energía de forma individual o colectiva, y se conviertan en parte de la solución ante los efectos adversos del cambio climático y el sobreconsumo energético; iniciativas tan rentables para el consumidor como es el autoconsumo fotovoltaico colectivo.

 

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico colectivo?

 

Autoconsumo Fotovoltaico ComunidadEl autoconsumo fotovoltaico colectivo consiste en que una agrupación de consumidores llegue a un acuerdo para compartir una o varias instalaciones fotovoltaicas, siempre que se cumplan una serie de condiciones previas. Dentro del acuerdo colectivo debe constar quién participa (consumidores y productores), y que porcentaje de la producción le corresponde a cada consumidor, conocido también esto último como “coeficiente de reparto”. Además, en el caso de que la instalación no esté conectada en un punto interior, es necesario que cumplan con alguno de los requisitos que marca el Real Decreto Ley 244/2019 tales como:

 

  • El lugar donde se encuentren los consumidores y las instalaciones productoras deben estar localizados en una misma referencia catastral. Deben al menos compartir los primeros catorce dígitos de referencia catastral.
  • Que los propietarios que autoconsuman energía se encuentren conectados al mismo centro de transformación, y que la distribución de este centro se realice en baja tensión.
  • Debe de existir como máximo un radio de 500m de distancia entre los equipos de medida de los autoconsumidores y las instalaciones fotovoltaicas que den suministro.

 

En caso de cumplir alguna de estas tres condiciones se dice que la instalación es próxima a través de red. El conflicto viene cuando hablamos de la compensación de excedentes. El dicho Real Decreto presenta la ventaja de poder compensar en factura los excesos, siendo este un descuento en el término de energía por el valor de la vertida.

 

¿Cuándo puedo acogerme a la compensación de excedentes en el caso del autoconsumo fotovoltaico colectivo?

 

Acogerme a la compensación de excedentesEs posible acogerse a la modalidad de autoconsumo con excedentes y compensación si se es un consumidor asociado a una instalación de producción próxima a través de red, pero solo en los casos en que la instalación de generación esté conectada a la red interior de al menos uno de los consumidores, y en los cuales los servicios auxiliares de producción cumplan los requisitos para ser considerados despreciables.

Los requisitos para que sean considerados despreciables son:

  • Sean instalaciones próximas de red interior,
  • Se trate de instalaciones de generación renovable con potencia instalada inferior a 100KW,
  • En cómputo anual, consuman menos del 1% de energía neta generada por la instalación.

Todo esto está reflejado en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, artículo 4.2 a) y artículo 3 j).

Descubre cómo podemos ayudarte desde MIWenergía a poner en marcha tu proyecto de autoconsumo fotovoltaico colectivo.